Fundamental Truths of the Assemblies of God

This "Statement of Fundamental Truths" contains the 16 doctrines of the Assemblies of God. All Assemblies of God churches adhere to these doctrines which are non-negotiable tenets of the faith. Four of them, salvation, the baptism in the Holy Spirit, divine healing, and the second coming of Christ, are considered cardinal doctrines that are essential to the church's central mission of reaching the world for Christ.

The Scriptures, both Old and New Testaments, are verbally inspired by God and are God's revelation to man, the infallible and authoritative rule of faith and conduct.

El único Dios verdadero se ha revelado como el eterno existente en sí mismo “YO SOY”, el Creador del cielo y de la tierra y Redentor de la humanidad. Se ha revelado también encarnando los principios de relación y asociación como el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

LA DEIDAD ADORABLE

a. Definición de vocablos
Los vocablos “trinidad” y “personas” según se relacionan con la Deidad, aunque no se encuentran en la Biblia, son vocablos que están en armonía con ella, por lo tanto podemos comunicar a los demás nuestro entendimiento inmediato de la doctrina de Cristo respecto al Ser de Dios, según se distingue de “muchos dioses y muchos señores”. Por tanto podemos hablar debidamente del Señor nuestro Dios, que es un solo Señor, como una Trinidad o como un Ser de tres personas, sin apartarnos por ello de las enseñanzas bíblicas.

b. Distinción y relación en la Deidad
Cristo enseñó una distinción de personas en la Deidad que expresó en términos específicos de relación, como Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero que esta distinción y relación, en lo que a su forma se refiere es inescrutable e incomprensible, pues la Biblia no lo explica.

c. Unidad del Único Ser del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo
Por lo tanto, de la misma manera, hay eso en el Padre que lo constituye Padre y no Hijo; hay eso en el Hijo que lo constituye Hijo y no Padre; y hay eso en el Espíritu Santo que lo constituye Espíritu Santo y no Padre ni Hijo. Por lo que el Padre es el Engendrador; el Hijo es el Engendrado; y el Espíritu Santo es el que procede del Padre y del Hijo. Así que, por cuanto estas tres personas de la Deidad están en un estado de unidad, existe un solo Señor Dios Todopoderoso y tiene un solo nombre.

d. Identidad y cooperación en la Deidad
El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son idénticos en lo que respecta a persona; ni se les confunde en cuanto a relación; ni están divididos en cuanto a la Deidad; ni opuestos en cuanto a cooperación. El Hijo está en el Padre y el Padre está en el Hijo en cuanto a relación. El Hijo está con el Padre y el Padre está con el Hijo, en cuanto a confraternidad. El Padre no procede del Hijo, sino el Hijo procede del Padre, en lo que respecta a autoridad. El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo, en cuanto a naturaleza, relación, cooperación y autoridad. Por tanto, ninguna de las personas de la Deidad existe ni opera separada o independientemente de las otras.

e. El título Señor Jesucristo
El título “Señor Jesucristo” es un nombre propio. En el Nuevo Testamento nunca se le aplica al Padre ni al Espíritu Santo. Por tanto pertenece exclusivamente al Hijo de Dios.

f. El Señor Jesucristo, Dios con nosotros
El Señor Jesucristo, en lo que respecta a su naturaleza divina y eterna, es el verdadero y unigénito Hijo del Padre, pero en lo que respecta a su naturaleza humana, es el verdadero Hijo del Hombre. Por lo tanto, se le reconoce como Dios y hombre; quien por ser Dios y hombre, es “Emanuel”, Dios con nosotros.

g. El título Hijo de Dios
Siendo que el nombre Emanuel abarca lo divino y lo humano, en una sola persona, nuestro Señor Jesucristo, el título Hijo de Dios describe su debida deidad, y el título Hijo del Hombre su debida humanidad. De manera que el título Hijo de Dios pertenece al orden de la eternidad, y el título Hijo del Hombre al orden del tiempo.

h. Transgresión de la doctrina de Cristo
Por tanto, es una transgresión de la doctrina de Cristo decir que el Señor Jesús derivó el título de Hijo de Dios sólo del hecho de la encarnación, o por su relación con la economía de la redención. De modo que negar que el Padre es un Padre verdarero y eterno y que el Hijo es un Hijo verdadero y eterno es negar la distinción y relación en el Ser de Dios; una negación del Padre y del Hijo; y una substitución de la verdad de que Jesucristo fue hecho carne.

i. Exaltación de Jesucristo como Señor
El Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, después de limpiarnos del pecado con su sangre, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, sujetándose a El ángeles, principados, y potestades. Después de ser hecho Señor y Cristo, envió al Espíritu Santo para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla y confiese que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios el Padre hasta el fin, cuando el Hijo se sujete al Padre para que Dios sea todos en todo.

j. Igual honor para el Padre y el Hijo
Siendo que el Padre ha dado al Hijo todo juicio, no es solo un deber de todos en el cielo y en la tierra postrarse ante El, sino que es un gozo inefable en el Espíritu Santo adscribir al Hijo todos los atributos de la deidad y rendirle todo el honor y la gloria contenidos en todos los nombres y títulos de la Deidad excepto los que denotan relación (ver Distinción y relación en la Deidad; Unidad del único ser del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo; e Identidad y cooperación en la Deidad), honrando así al Hijo como se honra al Padre.

3. THE DEITY OF THE LORD JESUS CHRIST
Her virgin birth,

His sinless life,

His Miracles,

His vicarious work on the cross,

His bodily resurrection from the dead,

His exaltation to the right hand of God.

Man was created good and righteous; for God said: "Let us make man in our image, after our likeness". However, the human being by his own will fell into transgression, thus incurring not only physical death but also spiritual death, which is separation from God.

The only hope of redemption for man is through the shed blood of Jesus Christ, the Son of God.

Conditions for salvation.

Salvation is received through repentance toward God and faith in the Lord Jesus Christ. Man becomes a child and heir of God according to the hope of eternal life by the washing of regeneration, the renewing of the Holy Spirit and justification by grace through faith.

Evidence of salvation.

The internal evidence of salvation is the direct witness of the Spirit.

The outward evidence before all men is a life of righteousness and true holiness.

WATER BAPTISM

The Scriptures establish the ordinance of water baptism by immersion. All who repent and believe in Christ as Savior and Lord are to be baptized. In this way they declare before the world that they have died with Christ and have been raised with Him to walk in newness of life.

HOLY COMMUNION

The Lord's Supper, which consists of partaking of the Eucharistic species-the bread and the fruit of the vine-is the symbol that expresses our participation in the divine nature of our Lord Jesus Christ (2 PeterRVR1960/NVI]); un recordatorio de sus sufrimientos y su muerte (1 Corintios 11:26 [RVR1960/NVI]); y una profecía de su segunda venida (1 Corintios 11:26 [RVR1960/NVI]); y un mandato para todos los creyentes “¡hasta que él venga!”

All believers have the right to receive and should earnestly seek the promise of the Father, the baptism in the Holy Spirit and fire, according to the command of the Lord Jesus Christ. This was the normal and common experience of the entire early Christian church. With baptism comes an investiture of power for life and service and the bestowal of spiritual gifts and their use in ministry.

This experience is distinct from and subsequent to the new birth.

With the baptism in the Holy Spirit the believer receives experiences such as:

  • that of being filled with the Spirit, John 7:37-39 [RVR1960/NVI], Hechos 4:8 [RVR1960/NVI]
  • una reverencia más profunda para Dios, Hechos 2:43 [RVR1960/NVI], Hebreos 12:28 [RVR1960/NVI]
  • una consagración más intensa a Dios y dedicación a su obra, Hechos 2:42 [RVR1960/NVI]
  • y un amor más activo para Cristo, para su Palabra y para los perdidos, Marcos 16:20 [RVR1960/NVI]

The baptism of believers in the Holy Spirit is evidenced by the initial physical sign of speaking in other tongues as the Spirit directs them.

Speaking in tongues in this case is essentially the same as the gift of tongues, but is different in purpose and use.

Sanctification is an act of separation from all that is evil, and of dedication to God.

La Biblia prescribe una vida de “santidad sin la cual nadie verá al Señor”.

Por el poder del Espíritu Santo podemos obedecer el mandato que dice: “Sed santos porque yo soy santo”.

La santificación se efectúa en el creyente cuando este reconoce su identidad con Cristo en su muerte y su resurrección, y por fe se propone vivir cada día en esta unión con Cristo, y somete todas sus facultades al dominio del Espíritu Santo.

The Church is the body of Christ, the dwelling place of God through the Holy Spirit, with the divine commission to carry out his great commission. Every believer, born of the Holy Spirit, is an integral part of the general assembly and church of the firstborn, who are enrolled in heaven.

Siendo que el propósito de Dios en relación con el hombre es buscar y salvar lo que se había perdido, ser adorado por el ser humano y edificar un cuerpo de creyentes a la imagen de su Hijo, la principal razón de ser de las Asambleas de Dios como parte de la Iglesia es:

  1. Ser una agencia de Dios para la evangelización del mundo.
        • Hechos 1:8 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Mateo 28:19-20 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Marcos 16:15-16 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
  2. Ser un cuerpo corporativo en el que el hombre pueda adorar a Dios.
        • 1 Corintios 12:13 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
  3. Ser un canal para el propósito de Dios de edificar a un cuerpo de santos siendo perfeccionados a la imagen de su Hijo.
        • Efesios 4:11-16 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 12:28 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 14:12 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
  4. Ser un pueblo que muestra el amor y la compasión de Dios a todo el mundo.
        • Salmo 112:9 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Gálatas 2:10 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Gálatas 6:10 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Santiago 1:27 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]

Las Asambleas de Dios existe expresamente para dar continuo énfasis a esta razón de ser según el modelo apostólico del Nuevo Testamento enseñando a los creyentes y alentándolos a que sean bautizados en el Espíritu Santo. Esta experiencia:

  1. Los capacita para evangelizar en el poder del Espíritu con señales y milagros.
        • Marcos 16:15-20 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Hechos 4:29-31 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Hebreos 2:3-4 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
  2. Agrega una dimensión necesaria a la adoración y a la relación con Dios.
        • 1 Corintios 2:10-16 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 12 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 13 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 14 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
  3. Los capacita para responder a la plena manifestación del Espíritu Santo en la expresión de frutos, dones y ministerios como en los tiempos del Nuevo Testamento para la edificación del cuerpo de Cristo.
        • Gálatas 5:22-26 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Mateo 25:37-40 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Gálatas 6:10 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 14:12 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Efesios 4:11-12 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • 1 Corintios 12:28 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]
        • Colosenses 1:29 [

    RVR1960

        • /

    NVI

      • ]

Our Lord has provided a ministry that constitutes a divine and ordained calling with the fourfold purpose of leading the church in:

La evangelización del mundo.

La adoración a Dios.

La edificación de un cuerpo de santos para perfeccionarlos a la imagen de su Hijo.

Satisfacer las necesidades humanas con ministerios de amor y compasión.

Divine healing is an integral part of the gospel. Deliverance from sickness has been provided in the atonement and is the privilege of all believers.

The resurrection of those who have died in Christ and their rapture together with those who are alive at the coming of the Lord is the imminent and blessed hope of the Church.

The second coming of Christ includes the rapture of the saints, which is our blessed hope, followed by the visible return of Christ with his saints to reign on earth for a thousand years.

Este reino milenario traerá la salvación de Israel como nación,

y el establecimiento de una paz universal.

There will be a final judgment in which dead sinners will be resurrected and judged according to their works. Everyone whose name is not found in the Book of Life will be confined to suffer eternal punishment in the lake which burns with fire and brimstone, which is the second death, together with the devil and his angels, the beast and the false prophet.

"But we, according to his promises, look for new heavens and a new earth, wherein dwelleth righteousness."

English